10 actitudes para AUMENTAR la autoestima - Ambiciosa

10 ACTITUDES PARA AUMENTAR LA AUTOESTIMA Y SER MÁS FELIZ

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La autoestima es una evaluación positiva o negativa que una persona hace de sí misma en cierto grado a partir de las emociones, acciones, creencias, comportamientos o cualquier otro tipo de conocimiento de sí misma.

La autoestima o el valor que cada persona se da a sí misma es fundamental para el bienestar mental y físico de cualquier persona, ya que la aceptación de sí misma se refleja en todos los aspectos de la vida.

Desde el momento en que nacemos, nuestra vida nos determina las condiciones para ser apreciados. Sólo seremos bien tratados y atendidos si somos obedientes, si nos sentamos rectos, si nos alimentamos como queremos, si estudiamos, trabajamos, si tenemos éxito personal y profesional. Sin embargo, según la escuela humanística de psicología de Rogers:

«Todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de ser, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo; merece apreciarse (estimarse) a sí mismo y valorarse a sí mismo.»

¿Qué es la autoestima?

En el punto de vista del psicoanálisis, la autoestima está directamente relacionada con el desarrollo del yo. Sigmund Freud utilizó la palabra alemana Selbstgefühl, especificando dos significados: la conciencia de una persona sobre sí misma (sentimiento de sí mismo), y la experiencia de su propio valor en relación con un sistema de ideales (sentimiento de autoestima). Este «sentimiento de autoestima» que Freud describe es la autoestima.

Así, la percepción de nosotros mismos a partir de nuestras formas de actuar y pensar es lo que genera sentimientos de inferioridad o superioridad, autocrítica, autocensura, narcisismo o egoísmo. Todas estas características influyen directamente en nuestras experiencias, bienestar y calidad de vida.

Los pilares de la autoestima

Potreck-Rose y G. Jacob (2006) propone un enfoque psicoterapéutico de la baja autoestima basado en lo que llaman «los cuatro pilares de la autoestima». Estos pilares son:

Autoaceptación

Una actitud positiva hacia ti mismo como persona. Esto incluye elementos como estar satisfecho y de acuerdo con uno mismo, respetarse a sí mismo, ser «uno con uno mismo» y sentirse en casa en el propio cuerpo.

Autoconfianza

Se trata de una actitud positiva hacia las propias capacidades y el rendimiento. Incluye las convicciones de saber y ser capaz de hacer algo, de hacerlo bien, de ser capaz de lograr algo, de poder soportar dificultades y de poder prescindir de algo.

Competencia social

Es la experiencia de poder hacer contactos. Esto incluye saber cómo tratar con otras personas, sentirse capaz de afrontar situaciones difíciles, tener reacciones flexibles, ser capaz de sentir la resonancia social de las propias acciones, saber cómo regular la distancia con otras personas.

Red social

Es decir, estar conectado a una red de relaciones positivas. Esto incluye tener una relación satisfactoria con tu pareja y tu familia, tener amigos, poder contar con ellos y estar a su disposición, ser importante para otras personas.

Así, los dos primeros pilares representan la dimensión intrapersonal de la autoestima, los otros dos su dimensión interpersonal. El tratamiento consiste en diferentes ejercicios que tienen como objetivo permitir a la persona realizar cada uno de estos pasos de los diferentes pilares.

Pero antes de empezar a trabajar en el primer pilar, hay un trabajo preparatorio dedicado a la formación del amor propio o el cuidado personal (en alemán, Selbstzuwendung), que se desarrolla en tres pasos:

  1. Tomar conciencia y darse cuenta de sus propias emociones, sentimientos, sensaciones, necesidades físicas y psíquicas (mentales).
  2. Relacionar con respeto y amor con uno mismo.
  3. Cuidarse.

Los ejercicios incluyen técnicas de relajación, mindfulness, técnicas para tratar la crítica interior y tomar conciencia de las partes positivas de uno mismo, y muchas técnicas de reestructuración cognitiva y de auto-refuerzo, típicas de la terapia cognitivo-conductual.

¿Cómo mejorar la autoestima?

Las personas de alta autoestima suelen ser más fuertes, resistiendo a las situaciones adversas porque creen más en su propio potencial de mente y acción. ¿Pero cómo practicar una buena autoestima? Aquí hay 10 actitudes que pueden ayudarte.

Eliminar la culpa

Una de las principales razones de la baja autoestima es el constante sentimiento de culpa. Ya sea porque no estamos haciendo algo o porque lo hemos hecho, es muy común que nos aferremos al sentimiento de que somos culpables por la vida que llevamos.

Sin embargo, trate de eliminar este sentimiento, abrazando cada vez más la ligereza de ser libre y que si estamos actuando de una manera que es dañina para nosotros o para el otro, la oportunidad de cambio está presente cada nuevo segundo.

No te compares con los demás

El mundo en el que vivimos se sustenta en la competitividad. Esto nos hace creer que nuestro propio éxito personal o profesional sólo se logrará cuando superemos a los demás. Deje todas las comparaciones a un lado.

De esta manera, cada ser es tan único, complejo, lleno de experiencias, dolor y felicidad como tú. La alegría de una persona no es lo mismo que el sufrimiento de otra. Cuando se trata de la vida, no hay base para la comparación: haz lo que te convenga.

No generalices tus experiencias

No es porque cometiste un error en el pasado que ahora lo volverás a cometer. Los conceptos que has creado para nosotros o que nosotros mismos hemos creado no pueden encarcelarnos. Así, poder movernos todo el tiempo y visualizar situaciones de esta forma ayuda a que este movimiento sea más natural, más ligero.

confia en ti misma para ganar confianza y tener una buena autoestima

Confía en ti misma

No esperes que otros te den la motivación para actuar. Es decir, encuentra la fuerza en ti misma para confiar en tus movimientos y llevar tu vida donde quieras. Entonces es mucho más fácil lograr tus objetivos cuando tu mente ya se inclina a creer en tu éxito.

Sé más compasiva con tus errores

No dejes que un error te desanime. Así que si puedes perdonar a los demás, debes ser capaz de perdonarte a ti misma también. Desarrollar una mirada compasiva a tus propias actitudes te hará vivir  mucho mejor. Trabaja para convertirte en una persona más resiliente.

Comprende lo que funciona para ti

¿Lo que te hace sentir más seguro de ti misma es practicar ejercicio físico? ¿Aprender algo nuevo? ¿Ya dominas alguna actividad? ¿Tener un contacto más cercano con una comunidad? ¿Para practicar la solidaridad? Así que, encuentra lo que funciona para tu situación y vuelve a ello cada vez que sientas que tu autoestima disminuye.

Sé honesta contigo misma

Así como mentir a los demás es perjudicial, mentirnos a nosotras mismas también nos lleva a situaciones perjudiciales. Así que sé honesta con tus dificultades y facilidades.

Por lo tanto, abraza tus debilidades y tus fortalezas, alimentando el equilibrio de la mente en relación a cada una de ellas, sin ceder al narcisismo y sin dejarse sacudir por una autocrítica excesiva.

Empieza a dar las gracias

Ser agradecida tiene la fuerza para cultivar mejores experiencias. Cuando nos damos cuenta de todo el bien que nos rodea, especialmente el bien que está dentro de nosotras y en las acciones que hacemos en el mundo, somos más felices y somos capaces de impulsarnos hacia mejores actitudes.

Celebra tus victorias

Seguro que tu vida no se ha hecho sólo de errores. Sólo el hecho de que existas y estés viva ya es una victoria que hay que celebrar. Haz que cada nuevo objetivo que alcances sea un impulso positivo y feliz que te lleve hacia tu equilibrio físico y mental.

Vive el presente

El acto más importante para aumentar la autoestima es vivir en el ahora. No importa lo que ya se haya hecho o lo que vaya a suceder, ¿Qué puede hacer en este momento para tener más confianza y regocijarse en su propio ser? Vivir el presente es el mejor regalo que puedes darte a ti mismo.

Conclusión

La autoestima es como una flor que necesita ser regada. Una vez que empiezas a proporcionar agua, ésta crece y se extiende a lo largo de tu vida de manera positiva. Empieza a alimentar ese cuidado de ti misma (cuidado personal) y observa cómo todo se vuelve más simple y más hermoso.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

CEO y Fundadora de AMBICIOSA, ayudando a todas las mujeres a Sentirse mejor, Rendir más y verse mejor. Competidora a nivel internacional en Remo, consiguiendo más de 20 de medallas de oro Nacionales y Europeas. Para progresar en su deporte. Acabó certificándose en health and fitness through effective training and nutritional strategies (salud y fitness por medio de entrenamientos efectivos y estrategias de nutrición) en Crossfit, un certificado aprobado por la ANSI y por la ACCME. 

Nuria Barrios

¡HOLA, SOY NURIA!

Ambiciosa es Salud, Fitness y Apoyo que ayuda a las mujeres a crear un estilo de vida y un cuerpo que les guste.

Como Construir tu Mejor Estrategia para Cambiar Tu cuerpo

BUSCAR: