DIABETES: ¡INFÓRMATE LO ANTES POSIBLE! - Ambiciosa

DIABETES: ¡INFÓRMATE LO ANTES POSIBLE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Escuchamos hablar sobre la diabetes siempre, ya sea en casa por un caso en la familia o en las noticias, pero para mí esta enfermedad siempre ha sido bastante confusa.

Creía que sólo la padecían las personas que consumían mucho azúcar y que ya habían alcanzado su cuota en la vida. Pero este blog debido a las dudas que solemos tener me decidí por recopilar la información aprendida y recogerla en este artículo (gracias, Ambiciosa). Así que ahora es el momento de enseñar algo de lo que aprendí sobre esta enfermedad que afecta entre el 5% y el 10% de la población mundial. En 2014 habían 387 millones y para 2035 se prevé llegar a 592 millones.

Todo comienza en el páncreas. Subestimamos esta glándula (¡es cierto, no es un órgano!) porque no sabemos lo importante que es para el organismo. Hablando específicamente de nuestro tema, es la responsable de producir insulina que, a su vez, metaboliza la glucosa (azúcar en la sangre) para convertirla en grasa, músculos, proteínas, etc. Sin embargo, en algunas personas la insulina no se produce o la insulina existente no absorbe correctamente la glucosa. Y por eso la diabetes es causada.

Tipos más comunes de diabetes:

 

Los dos tipos más comunes son el Tipo 1 y el Tipo 2 y en cualquiera de ellos la sangre recibe un exceso de azúcar, lo que lleva a una serie de problemas que, en casos extremos, pueden provocar ceguera, amputación de extremidades, coma. e incluso la muerte.

El diagnóstico inicial se hace simplemente con el medidor de glucosa. Una gota de sangre es todo lo que se necesita para saber si su glucosa en la sangre está en el nivel normal. Los parámetros utilizados – para el ayuno de 8 horas – son: normal – por debajo de 99 mg/dl; pre diabetes – entre 100 y 125 mg/dl; diabetes – por encima de 126 mg/dl en dos días diferentes.

medidor de glucosa en sangre para detectar diabetes

TIPO 1

 

Normalmente se diagnostica en la infancia o en la adolescencia, el Tipo 1 se caracteriza por la destrucción autoinmune de las células productoras de insulina (células beta). En otras palabras, el propio cuerpo produce anticuerpos que exterminan las células beta.

Los síntomas aparecen rápidamente, a veces incluso en días, y los más característicos son: sed, exceso de orina y hambre, pérdida de peso, cansancio y debilidad. Tan pronto como se note esto, el tratamiento debe comenzar inmediatamente porque, si tarda mucho, los síntomas pueden evolucionar hacia una deshidratación severa, somnolencia, vómitos, dificultades respiratorias y coma. Esta afección más grave se conoce como cetoacidosis diabética y requiere hospitalización para su tratamiento.

TIPO 2 

 

Este tipo es responsable de cerca del 90% de los casos de diabetes. En estos pacientes, la insulina es producida por las células beta del páncreas, pero no funcionan como deberían y no absorben la glucosa correctamente. Para compensar este mal funcionamiento, el páncreas produce aún más insulina para tratar de mantener los niveles de glucosa en la normalidad. Cuando esto ya no es posible, aparece la diabetes.

En el tipo 2, los síntomas tardan más en aparecer, incluso años, pero llegan: sed, aumento de la diuresis, dolor en las piernas, alteraciones visuales y otros. Por eso es tan importante hacerse pruebas de rutina: si no se trata a tiempo, también puede convertirse en una condición grave de deshidratación pudiendo llegar al coma.

DIABETES GESTACIONAL 

 

La mayoría de las veces se detecta en el 3er trimestre del embarazo, mediante una prueba de sobrecarga de glucosa. Las mujeres embarazadas que tienen antecedentes de diabetes gestacional, aborto espontáneo, malformaciones fetales, presión arterial alta, obesidad o antecedentes familiares de diabetes no deben esperar para hacerse la prueba, ya que la probabilidad de desarrollar la enfermedad es mayor.

CONCLUSIÓN:

 

Para tratar cualquier tipo de diabetes se requiere un equipo especialista, que puede variar según las necesidades de cada paciente, pero el nutricionista y el endocrinólogo siempre estarán presentes.

Para que el nivel de glucosa se mantenga dentro de los límites normales, una vez más, es fundamental tener hábitos saludables. Practicar deporte y una dieta equilibrada deben tomarse tan en serio como los horarios de medicación, que incluyen la aplicación de insulina (principalmente para la diabetes tipo 1) y medicación oral, normalmente utilizada para los casos de tipo 2 que, dependiendo del principio activo, tiene el papel de disminuir la resistencia a la insulina o estimular al páncreas para que produzca más de esta hormona.

La diabetes puede ser una enfermedad silenciosa y las visitas regulares al médico, así como la atención a los posibles síntomas, son extremadamente importantes. Requiere muchos cuidados y su tratamiento debe seguirse de forma seria y rigurosa, pero si el paciente hace todo correctamente, seguro que tendrá una vida normal y sana.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

CEO y Fundadora de AMBICIOSA, ayudando a todas las mujeres a Sentirse mejor, Rendir más y verse mejor. Competidora a nivel internacional en Remo, consiguiendo más de 20 de medallas de oro Nacionales y Europeas. Para progresar en su deporte. Acabó certificándose en health and fitness through effective training and nutritional strategies (salud y fitness por medio de entrenamientos efectivos y estrategias de nutrición) en Crossfit, un certificado aprobado por la ANSI y por la ACCME. 

Nuria Barrios

¡HOLA, SOY NURIA!

Ambiciosa es Salud, Fitness y Apoyo que ayuda a las mujeres a crear un estilo de vida y un cuerpo que les guste.

Como Construir tu Mejor Estrategia para Cambiar Tu cuerpo

BUSCAR: